Entendemos empatia como la capacidad de comprender y participar activamente en el mundo emocional del otro y compasión como la comprensión del sufrimiento ajeno y el deseo de reducirlo. Estas dos habilidades emocionales se desarrollan a lo largo de la vida y se pueden practicar y mejorar individual y colectivamente. 

Ambas son habilidades imprescindibles en niñas y niños para prevenir y hacer frente a situaciones de acoso escolar y es necesario desarrollar efectividades especificas cuyo objetivo sea trabajar estas habilidades. 

Dekimba basa sus actividades en el desarrollo de la empatia y la compasión hacia el resto de animales por tres motivos:

- Ser capaces de entender las emociones y el sufrimiento de quienes son totalmente diferente a nosotros nos facilita la comprensión de las emociones de nuestros iguales. 

- El maltrato animal en la infancia y la adolescencia está estrechamente vinculado con conductas asociales y comportamientos violentos en la etapa adulta. 

- Los  humanos tenemos un vínculo natural hacia el resto de animales y la naturaleza. De este vínculo se llama biofilia y el actual modelo de vida urbana a veces puede dificultarla. Potenciar la biofilia es una apuesta segura para mejorar el bienestar y la felicidad de las niñas y niños. 

Diseñamos las actividades a medida para cada grupo, en función de la edad y de las necesidades. Escríbenos a dekimba@dekimba.org si quieres organizar una de nuestras actividades en tu escuela.