Tres juegos para conocer a los animales

Si pensamos en los animales mal llamados de granja seguro que recordareis cuando, de pequeños, nos contaban que las vacas nos dan la leche o que los cerdos viven  muy felices.

Nada más lejos de la realidad. Esas frases ayudan a que, poco a poco, vayamos rompiendo emocionalmente con esos animales que nos comemos. Que, siendo adultos, no nos apene el destino de tantos animales. Que ni siquiera pensemos en ellos.

Por eso es importante que sepamos como son realmente esos animales, que aprendamos a respetarlos y cuidarlos.

¿Y qué mejor manera de descubrirlo que jugando?

Hoy os hablo de 3 juegos de mesa para niños y niñas a partir de 3 años, perfectos para hablar de los animales mientras nos divertimos. Recordad que los juegos de mesa, bien dinamizados, son una herramienta genial para despertar la curiosidad de las niñas y los niños. Además, estos juegos también los elijo por su calidad y diseño.

  • Hop! Hop! Hop! Un juego de Djeco sobre ovejas y la pastora, que podemos dinamizar explicando la vida en los santuarios de animales. La pastora pasa a ser cuidadora y responsable, y las ovejas animales cuidados y respetados que deben huir, ayudadas por la chica y el perro, de la tormenta que se ha desatado en la montaña. Las piezas son de madera y el tablero es muy llamativo.

 2_3.jpg

  • Mi primer tesoro de juegos. Juego de la casa alemana Haba con tablero de madera y piezas de madera, grandes y coloridas. La caja incluye varios juegos, que deberemos modificar levemente. La granja es un santuario y en el mercado podemos transformar algunos alimentos. Sin embargo, nos da la oportunidad de hablar de vacas, caballos, ovejas y cerdos.

 1_6.jpg

  • Bru-ha-ha. Un juego de imitación y teatro, divertidísimo y perfecto para conocer a los animales antes de jugar. Además, introduce al personaje del cazador, lo que nos permite invitar a un debate y una reflexión sobre esta actividad y las consecuencias sobre los animales. Además, es pequeñito y puede llevarse a cualquier sitio.

1_5.jpg

Recordad que los juegos de mesas son una actividad genial para compartir en familia. ¡Y divertidisimos!