Juegos de mesa para cambiar el mundo 2017

Con la llegada del frio, los juegos de mesa son una opción lúdico educativa increíble, además de facilitar un rato divertido en familia fantástico.

No volveremos a enumerar todos los beneficios y potencialidades que tienen, tanto a nivel educativo como lúdico. Solo recordaros que son herramientas magníficas para potenciar muchas habilidades y conocimientos infantiles y, además, fomentan las habilidades sociales de los jugadores.

Os hemos preparado nuestro Top 4 de juegos de mesa para cambiar el mundo de este año. Avisamos, algunos repiten, pero ¡es que son geniales! Hemos seleccionado uno por cada grupo de edad, para que haya variedad suficiente. 3 de los 4 juegos son cooperativos, pues creemos fervientemente en desterrar la cultura de la competitividad y educar en la cooperación y la colaboración.

¡Vamos allá!

 

Little cooperation (DJECO), a partir de 2 años y medio.

Un juego emocionante y increíblemente atractivo (¡las figuras son preciosas!) en que los jugadores deben ayudar a 4 amigos a volver a su casa, atravesando un puente congelado que empieza a destruirse debido al aumento de temperatura. En nuestros talleres, usamos este juego para hablar del cambio climático y las consecuencias que tiene sobre tantísimos animales. Es un juego perfecto para introducir, no solo el concepto de cambio climático, sino también los juegos de mesa en si.

little cooperationjpg

EVA (Dekimba), a partir de 4 años.

¡No podía faltar nuestro primer juego! Quizás suene algo pedante, pero no conocemos otro juego que de pie a hablar sobre la cautividad y sus consecuencias y las niñas y niños deban implicarse en rescatar a algún animal. En este caso, Eva, una chimpancé secuestrada de su hogar que ha sido explotada durante años en el mundo del espectáculo y el cine. Es cooperativo, también, y podemos aseguraros la emoción de los participantes cuando consiguen que Eva llegue al santuario de primates, donde podrá vivir en paz con otros chimpancés.

img_1400jpg


Guardianes de la Pachamama (Ekilikua), a partir de 6 años.

Descubrimos Ekilikua hace poquito, preparando un taller de juegos medioambientales, y tienen un catálogo apasionante. Sin embargo, nos quedamos con Guardianes de la Pachamama, un juego cooperativo en el que los jugadores deben conseguir salvar al planeta, a través de diferentes pruebas y obstáculos que deberán superar en grupo.


guardianes de la pachamamajpg


Fauna (DEVIR), a partir de 8 años.

Este es el único juego no cooperativo de nuestra selección. Pero aún así, consideramos que debe estar en la lista. Es un juego de mesas de apuestas, a partir de 8 años pero que pueden jugar perfectamente adultos. Se trata de apostar acerca de las cualidades de diferentes animales (lugares donde vive, peso, longitud y longitud de la cola) que da pie a descubrir cientos de animales con los que compartimos planeta. Es un juego emocionante y divertido, que ayuda a trabajar el pensamiento estratégico y las unidades de medida.

IMG_20170924_161049jpg 

Y hasta aquí, nuestra clasificación de 2017. Recordad, si os parece interesante, ¡compartid con vuestros amigos y familiares!

¿Os animáis a echar una partidita?